Notice: Undefined index: id in D:\www\Extranet2012\modules\mod_falang\helper.php on line 169 Notice: Undefined index: id in D:\www\Extranet2012\modules\mod_falang\helper.php on line 169
Elementos filtrados por fecha: Julio 2015

Las red nacional de farmacias pondrán próximamente a la venta la prueba de diagnóstico HeberFast Linea MaternitiTest II, un método sencillo, cómodo y rápido para confirmar la posibilidad de embarazo en las mujeres.

Se trata de un producto del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus, que será comercializado en todo el país a partir de agosto de forma liberada, para brindarle a la mujer en edad fértil (12 a 49 años) mayor accesibilidad a un insumo con un nivel de exactitud por encima del 99 por ciento.
El producto, cuyo resultado se obtiene en solo 10 minutos, se presenta con un estuche que contiene una bolsa de aluminio con una tira reactiva, una bolsita desecante para su conservación y un prospecto, señalan especialistas de Heber Biotec, entidad comercializadora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.
La prueba se realiza a partir de las 72 horas de atraso menstrual, en que la cantidad de hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), que el organismo de la mujer solo libera cuando está embarazada para frenar el sistema inmunológico materno y detener el ciclo menstrual, es suficientemente alta como para ser detectada.
En efecto, cuando el óvulo fecundado se implanta en la pared del útero el organismo de la mujer lo asume como un tejido extraño, pues el 50 por ciento de la información genética que contienen sus células proviene del hombre, y para evitar un posible rechazo las células comienzan a producir esa hormona.
Como parte de la prueba, la hormona hCG es capturada mediante el uso de reactivos muy específicos fijados en la tira reactiva, formando la llamada línea positiva que aparece si hay embarazo, y una segunda línea de control, que aparece invariablemente con la presencia o no de la hCG en la muestra de orina.
La prueba es muy sencilla de utilizar, y puede realizarse en cualquier momento del día, aunque para mayor seguridad se recomienda hacerlo con la primera orina de la mañana, pues es la que tiene una mayor concentración de esa hormona.

Los científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Sancti Spíritus presentaron oficialmente un nuevo producto para la detección precoz del embarazo, MaterniTest.

Único de su tipo en Cuba, se comercializará a partir de esta semana en todas las farmacias del país.

El subdirector de Investigación y Desarrollo de la institución, Enrique Rosendo Cruz, explicó que el producto está destinado a determinar la presencia de la hormona de crecimiento humano en la orina, al primer día de falta de la menstruación de la mujer.

Agregó que ese dispositivo constituye un método de diagnóstico universal, el cual se obtuvo en el CIGB, desde finales de la década del 90 del pasado siglo, y ahora es que se aviene su realización comercial de forma individualizada.

De acuerdo con fuentes especializadas, los diagnosticadores del centro científico cubano están al mismo nivel de los presentes en el mercado internacional, distribuidos por reconocidas compañías farmacéuticas.

Creado en 1990 por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus se destaca también por la producción de proteína recombinante para el diagnóstico del Sida y la Hepatitis C.

Luanda, 24 jul (PL) La comercialización de productos y servicios cubanos, como parte de la colaboración con Angola, predomina en la participación de Cuba en la 32 Feria Internacional de Luanda (Filda) que hoy desarrolla su cuarta jornada.

"Este año Antex S.A. (corporación de la isla) fortalece el trabajo con la cooperación, pero también procura ampliar y diversificar sectores de la economía con los cuales labora", declaró a Prensa Latina el director de Negocios de la empresa Imbondex, perteneciente a la sociedad, Axel Mulet.

Explicó que a lo anterior se incorpora "la comercialización de productos y servicios desarrollados por nuestro país en el dominio de los medicamentos, la tecnología, comunicaciones, entre otros".

Según Mulet, "Angola es un mercado con amplias posibilidades y obviamente estamos en condiciones de incorporar de forma paulatina nuevos productos a los servicios que realizamos como parte de la asistencia técnica".

Podemos vender, indicó, lo que producimos: medicamentos, vacunas, productos de la tecnología y también aplicaciones informáticas, porque la práctica nos ha demostrado que somos competitivos y tenemos productos de calidad, los cuales podemos incorporar a este mercado.

El máster en ciencias pronosticó que el desarrollo futuro de la cooperación y las relaciones de la isla con Angola se encamina hacia los paquetes integrales de servicio y la comercialización, no solo de la asistencia técnica, sino el trabajo y las asociaciones para proyectos.

Como parte del Día de Cuba en la Feria hubo varias exposiciones de productos y servicios, como la del doctor Yanio Hernández, quien disertó sobre software en el Sistema de Gestión Hospitalaria.

También el médico Iván Díaz presentó el revolucionario medicamento Heberprot-P, producto líder del Centro cubano de Inmunología Genética y Biotecnología.

Explicó que el Heberprot-P se utiliza en el tratamiento de úlceras perforantes del pie diabético, lesión muy difícil de combatir, al punto que la mayoría de los pacientes que la padecen a nivel mundial pierden la pierna afectada.

También el galeno Manuel Villar expuso acerca de los servicios de salud y académicos en Cuba.

En el pabellón de Antex S.A. en la muestra se realizan presentaciones sobre el impacto de la colaboración cubana en este país africano y se muestran los progresos de la isla en sectores como salud, educación, construcción, energía y agua, entre otros.

Con la participación de 930 expositores de 40 países y de Angola el pasado martes abrió sus puertas la Filda (se extiende hasta el domingo) bajo el lema "Dinamismo, creatividad y competencia en la producción nacional".

Desde que en el 2007 se iniciara en Sancti Spíritus el uso de este fármaco en los pacientes con úlcera del pie diabético los resultados han ido apuntando a la sanación. El tratamiento se extiende a todas las áreas de Salud

Ha pasado casi una década desde que aquellos frascos irrumpieran en los centros asistenciales de la provincia bajo el sigilo de un ensayo clínico que escogía a Sancti Spíritus para su estreno. Ha pasado casi una década del uso del Heberprot-P y los resultados son, por decirlo modestamente, alentadores: más del 70 por ciento de los pacientes tratados con el fármaco han evitado amputarse uno de sus miembros a causa de las úlceras del pie diabético.

Hasta la fecha más de 2 800 espirituanos que padecen esta afección han sido tratados con el producto, cuya aplicación se extiende a los 23 policlínicos diseminados por los ocho municipios de la provincia.

De acuerdo con Maylín Castellano, promotora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Sancti Spíritus, el programa integral de atención al paciente diabético se ha diversificado, toda vez que cada día se incrementan los beneficiados con el Heberprot-P para lo cual existe una pesquisa exhaustiva a fin de detectar los casos en la propia comunidad.

“En lo que va de año una cifra superior a los 500 espirituanos se han sometido a esta terapia y la mayoría ha logrado una cicatrización rápida de las lesiones, una disminución del riesgo de amputaciones, mejor calidad de vida y, por ende, una pronta reinserción social”, apuntó la especialista.

Aun cuando el producto se ha extendido de una forma más amplia a la población, los criterios de inclusión siguen siendo estrictos: pacientes que presenten úlceras del pie diabético en los grados 3 y 4, según la clasificación de Meggit-Wagner, aunque también se aplica en otros estadios.

Según los expertos, pese a que en la cabecera espirituana radica una consulta de referencia nacional, en las áreas de Salud también existen equipos multidisciplinarios para la valoración de los casos, los cuales están integrados por angiólogos, endocrinos, podólogos y enfermeros especializados en la administración del producto.

El tratamiento, que consiste en la infiltración del Heberprot- P en el sitio mismo de la herida, puede constar de 24 aplicaciones tres veces a la semana, pero, por lo general, al cabo de la décima inyección ya la mejoría es ostensible.

Aunque los beneficios del medicamento son tangibles, actualmente se realiza un estudio de impacto para constatar su eficacia, pues la terapia incluye a un porcentaje mayor de la población cubana.

El Heberprot-P, de factura nacional, ha ido extendiéndose a varios países del orbe, tanto que ya posee registro sanitario en 24 naciones y se prevé que en los próximos años se introduzca en Europa Occidental y en Norteamérica.

Martes, 28 Julio 2015 14:12

El día de la bandera

Después de 54 años la bandera cubana ondeó en la capital de Estados Unidos.

WASHINGTON.—“Hoy es el día”, dijo de pronto el hombre que atiende la entrada y la frase en inglés nos sorprendió. Desde febrero pasado, varias delegaciones cubanas se han hospedado en un pequeño hotel de la calle Kalorama en Washington llamado Windsor Park, pero nunca pensamos que sus trabajadores estarían al tanto de que este 20 de julio era una fecha especial.

Algo similar nos había pasado antes en el aeropuerto, cuando los agentes de aduana se sorprendían al ver los visados y preguntaban el motivo del viaje. “Venimos a cubrir las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos”. Interesante —respondió uno de ellos, que era afroamericano como la mayoría de los trabajadores de servicios en esta ciudad— realmente me gustaría conocer su Isla.

“Ya se puede,  pero…”

Este lunes en la mañana había un tránsito inusual en la calle 16, que conduce a la sede diplomática cubana y que a mediados del siglo pasado era la vía más codiciada para instalar embajadas en todo Washington.

“Aquí no cierran las calles por nada”, nos explicó el conductor del carro, pero era evidente que algo ocurría. A las 9:00 a.m., una hora y media antes del inicio de la ceremonia de reapertura de la embajada cubana en Washington, ya había unas 300 personas ocupando los espacios exteriores.

A cuatro cuadras a la redonda no se podía parquear porque los camiones de televisión, con antenas gigantes en el techo,  ocupaban los espacios para transmitir las imágenes en vivo de varias decenas de cadenas con corresponsales en el lugar.

Aunque la ceremonia todavía demoraría más de una hora, las cámaras apuntaban a las banderas cubanas y estadounidenses que portaban algunos de los presentes, así como los llamativos carteles rosados de Codepink, una agrupación de mujeres contra la guerra  y el militarismo norteamericano, en los que se podía leer: “Salsa sí, bloqueo no” y “Con amor para Cuba”.

Desde un inicio, el espacio era una preocupación para llevar a cabo la ceremonia oficial de una noticia anunciada el 17 de diciembre pero que tomó varios meses de negociaciones llevar a la práctica.

“Cuba tiene muchísimos amigos y no hay más lugares, siempre se nos va a quedar alguien fuera”, dijo el domingo en la noche José Ramón Cabañas, ahora el diplomático cubano de más alto rango en la capital estadounidense, con el título de Encargado de Negocios.

La ubicación de más de 500 personas en el pequeño jardín de la entrada de la misión era de por sí un asunto complicado, pero se le sumó una sensación térmica en el exterior de 35 grados, incompatible con la vestimenta formal de Washington.

La delegación cubana, una representación de la ciencia, el arte, la política, la juventud y las organizaciones de masas de nuestro país, fue la primera en entrar.

El otro medio millar de invitados fueron llegando poco a poco después de las 9:30 a.m. Uno de los primeros fue Danny Glover, el famoso actor estadounidense que en Cuba se ganó un cariño especial por su compromiso con la causa de los Cinco.

“Realmente pensamos que esto pasaría antes, pero estoy muy contento de poder asistir junto a personas que han hecho mucho por este día desde el principio. Esta es una victoria para ambos pueblos”, nos dijo.

Y a partir de ahora qué, le preguntamos.  “Lo que sigue es el bloqueo”, nos respondió.

Esa misma interrogante la lanzamos más de una vez durante el tiempo en que se llevaban a cabo los preparativos finales para la ceremonia, que debía iniciar justo a las 10:33 de la mañana por asuntos de la transmisión.

Alicia Jrapko, quien fuera una de las líderes en la batalla por el regreso de los Cinco, coincidió con Glover. “Ahora la lucha es esa y será dura”.

Cerca estaba Bill Delahunt, un veterano de los Pasillos del Congreso por el partido demócrata y pionero en los acercamientos con Cuba. “Me siento emocionado y confiado de que si seguimos adelante el bloqueo caerá”.

El republicano Jeff Flake, otro de los senadores presentes, también mostró optimismo, en particular sobre el proyecto de ley que defiende en el Senado para viajar libremente a Cuba y que cuenta con varias decenas de copatrocinadores.

“Esto no se acaba, todavía queda mucho más. Hay cosas de la historia que se deben arreglar”, nos dijo un poco más tarde Peter Kornbull, el analista del Archivo de Seguridad Nacional norteamericano y autor del libro Canales secretos hacia Cuba. La historia oculta de las negociaciones entre Washington y La Habana. “La bandera cubana ondeará en el aire del cambio”, añadió.

Se acercaba la hora cero y el jardín se estaba llenando cada vez más rápido. Entramos en la casona, en cuyo lobby estaban reunidos los representantes cubanos.

Alguien anunció que la delegación del gobierno de los Estados Unidos acababa de llegar y pocos segundos después apareció en la puerta la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, quien lideró la parte norteamericana en las rondas de diálogos que posibilitaron llegar hasta este punto.

Con ella venían también Ben Rhodes, asesor presidencial sobre Seguridad Nacional; Tom Malinowski, subsecretario para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, y Jeffrey DeLaurentis, actual Encargado de Negocios de la embajada norteamericana en La Habana.

En ese mismo lugar, pero cinco minutos antes, el doctor Jorge Berlanga Acosta, el creador del medicamento Heberprot P para tratar la úlcera del pie diabético, nos contaba que todavía 80 000 pacientes estadounidenses pierden su extremidad cada año.

¿Cuántos se podrían curar con la medicina cubana?, preguntamos. “El 70 %”, respondió sin dudar.

Durante las presentaciones formales, Josefina Vidal, la directora general de Estados Unidos de la cancillería cubana, le indica a Roberta Jacobson la presencia del historiador Eusebio Leal. “Claro que lo conozco”, le dijo Jacobson.

Leal contó brevemente la historia de la bandera cubana que adornaba el segundo piso del interior de la misión, la misma que ondeó por última vez el 3 de enero de 1961, cuando se rompieron las relaciones, y que fue guardada celosamente en la Florida por el propio funcionario que la arrió, y después cedida a un museo en Las Tunas, donde este había nacido.

En el exterior de la embajada apenas se podía caminar cuando restaban pocos segundos para el inicio.

El último en salir fue el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla. Tres jóvenes de la Unidad de Ce­re­monia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias llevaron la bandera doblada hasta el pie del asta, que fue instalada unos días antes de que los presidentes se intercambiaran cartas para formalizar el acuerdo.

“Fue una experiencia única, sin precedente en la historia”, nos confesó después el Mayor Yuniesky Argudín Díaz.

Cuando salió la bandera, cientos de personas reunidas en la acera de enfrente a la embajada comenzaron a corear “Cuba sí, bloqueo no” y después se escuchó un nombre inconfundible “Fidel”.

En ese mismo lugar, pero 56 años antes, se reunió una multitud similar para conocer al abogado y guerrillero que había hecho una Revolución en Cuba. Los organizadores de la visita le recomendaron que saliera al balcón a saludar. “Yo no soy un hombre de balcones”, dicen que dijo y se fue a saludar al pueblo.

El propio canciller cubano izó esta nueva bandera. Alguien trató de aprovechar el silencio para provocar, pero todo el mundo tenía sus ojos puestos en la estrella solitaria contra el cielo azul y despejado de Washington.

Las notas del Himno de Bayamo comenzaron a sonar por primera vez en Washington en más de medio siglo. Muchos de los presentes lloraron y todo el mundo lo pensó: así se hace la historia.

La Habana, 16 jul (AIN) Una diversa representación de la sociedad cubana viajará a Washington para participar en el acto de apertura de la embajada en la capital de Estados Unidos el próximo lunes 20 de julio, coincidiendo con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Gustavo Machín, subdirector general de Estados Unidos de la Cancillería, informó en conversación con la prensa que la delegación estará encabezada por Bruno Rodríguez Parrilla,  ministro de Relaciones Exteriores, quien pronunciará un discurso en el acto de apertura.

Esta es la primera ocasión desde el triunfo de la Revolución en 1959 que un Canciller de Cuba visita oficialmente a Estados Unidos, y según se conoció será recibido por el Secretario de Estado, John Kerry, en la sede del Departamento de Estado.

Una treintena de personas integran la delegación, que incluye a intelectuales, ex diplomáticos, artistas, diputados, científicos, educadores, deportistas, campesinos y religiosos, entre los que destacan Ramón Pez Ferro, asaltante al Cuartel Moncada; Eusebio Leal, Historiador de La Habana; Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el pintor Alexis Leiva Machado, Kcho; el cantautor Silvio Rodríguez; el científico Jorge Berlanga, creador del Heberprot P, y Joel Ortega Dopico, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba.

Machín confirmó que el 20 de julio se restablecen oficialmente las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y comienzan a funcionar las respectivas misiones como embajadas y los jefes actuales de las secciones de intereses se convierten en Encargados de Negocios.

Coincidiendo con esta fecha quedará abierta la legación cubana en Washington en una ceremonia solemne, pero breve, en la mañana del lunes, cuando se izará la enseña patria, se cantará el Himno Nacional y hablará el canciller Rodríguez.

Tras 54 años de ruptura de las relaciones diplomáticas, la reapertura de la sede será un acontecimiento significativo, resultado de un acuerdo entre las dos naciones, apuntó el funcionario.

Este hecho marcará la culminación de la primera fase del proceso que comenzó el 17 de diciembre de 2014 y como señalara el General de Ejército Raúl Castro en la clausura del Quinto Periodo Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura del Parlamento, abrirá una nueva etapa hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

A partir de ese momento debemos comenzar a discutir temas en la búsqueda de soluciones a los problemas que se han acumulado por décadas y afectan las relaciones entre los dos países y pueblos, y que requerirá de la voluntad de ambas partes, subrayó el diplomático.

Ante una pregunta de la prensa sobre cómo continúa el diálogo aseguró que se pondrán sobre la mesa los temas de interés, pero aún no hay detalles de si será a través de comisiones de trabajo, si todos los temas al mismo tiempo o uno a uno, cuestiones que tendrán que decidir las partes.
El funcionario reiteró la voluntad de Cuba de continuar avanzando en las conversaciones con el gobierno estadounidense en beneficio de ambos pueblos, que apoyan mayoritariamente el proceso iniciado el 17D.

Como ha reiterado el gobierno antillano, especialmente el presidente Raúl Castro, no podrá haber relaciones normales  si no se levanta el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, se devuelve el territorio ilegalmente ocupado de la Base Naval de Guantánamo, cesan las transmisiones radiales y televisivas hacia el territorio nacional, se eliminan los programas subversivos y se acuerda una compensación al pueblo cubano por las pérdidas humanas y daños irreparables en estas cinco décadas de hostigamiento.

Según conoció la AIN, unas 500 personas que han trabajado durante años para mejorar las relaciones entre los dos países han sido invitadas al acto de apertura de la embajada, entre los que están miembros del Congreso de EE.UU., de organizaciones no gubernamentales, grupos de solidaridad, investigadores, empresarios, entre otros.

El Heberprot-P es un medicamento novedoso y único preescrito para la terapia de la úlcera severa del pie diabético (UPD), basado en el factor de crecimiento epidérmico humano recombinante (FECHrec.).

La terapia ha beneficiado en la actualidad, a más de 39 mil pacientes cubanos, que unido, a la implementación de un Programa de Atención Médico Integral dirigido al paciente con úlceras del pie diabético, extendido en las 15 provincias del país, ha logrado  que el riesgo relativo de amputación por úlceras del pie diabético en Cuba, se haya reducido en más de un 78%.
A la fecha se han tratado con la terapia más de 170 000 pacientes de todo el mundo. Este producto cuenta con 23 registros sanitarios en países de América Latina, Europa, Asia y África y más de 30 patentes concedidas.
Principales propiedades y ventajas que supone el tratamiento en Úlceras severas del Pie Diabético con HEBERPROT-P:

  • Acelera la cicatrización.
  • Reduce el tiempo de tratamiento.
  • Disminuye el riesgo de las amputaciones

LOGROS Y PREMIOS INTERNACIONALES

  1. Medalla de oro de la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual para el mejor inventor en reconocimiento a la invención: “Uso de una composición farmacéutica que contiene factor de crecimiento epidérmico (EGF) para la prevención de la amputación del pie diabético”. Marzo 2011.
  2. Mejor invención joven otorgada por la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual en la 39th International Exhibition of Inventions of Geneva a la invención: “Uso de una composición farmacéutica que contiene factor de crecimiento epidérmico (EGF) para la prevención de la amputación del pie diabético”. Abril 2011.

La Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, S.A ofrece a cubanos residentes en el exterior, la posibilidad del tratamiento contra la úlcera del pie diabético en Cuba, con precios promocionales.
Oferta 1: Programa médico para pacientes con úlcera de grado II y III, con una duración de tres semanas, bajo el régimen ambulatorio por un precio de 4000.00 CUC
Oferta 2: Programa médico para pacientes con úlcera de grado IV, con una duración de cinco semanas, bajo un  proceso de hospitalización, por un precio de 6000.00 CUC.
Contactos:
Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, S.A.
Calle 44 No.502 Esq. a 5ta. ave., Playa, La Habana, Cuba
Teléfonos: (537) 203 5837, (537) 209 6977
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Web: www.smcsalud.cu
Facebook: Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, S.A.
Twitter: @SMCSaludCuba

Lunes, 13 Julio 2015 12:24

Referente de una pujante industria

Entre los aportes más destacados en las casi tres décadas de labor del CIGB, aparece la vacuna Heberviovac HB para la inmunización activa contra la infección por el virus de la hepatitis B y la prevención de sus consecuencias potenciales.

Casi a la par que empezaba a emerger en los países de mayor desarrollo tecnológico, Cuba hizo sus primeras incursiones en la biotecnología cuando un reducido grupo de investigadores logró obtener interferón a partir de glóbulos blancos en 1981.

Apenas un año después, la idea del Comandante en Jefe de promover esa disciplina científica como una de las principales industrias del futuro progreso de la nación, comenzó a cimentarse en la práctica, mediante la creación de un pequeño laboratorio encargado de asumir las incipientes producciones del citado medicamento.

La base para iniciar el salto definitivo tendría lugar el primero de julio de 1986 al inaugurarse el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), dotado del más avanzado equipamiento disponible en aquellos tiempos y de un tipo de concepción del trabajo a ciclo completo de investigación-producción y comercialización, que marcaría un hito en el modo de hacer ciencia en nuestro entorno.

En las palabras pronunciadas en el acto de apertura, Fidel expresaría su absoluta confianza en el enorme potencial de la flamante instalación: “el centro es grande, pero yo espero que sean grandes también los resultados científicos que obtengan”.

Durante los años siguientes y a pesar de la severa crisis económica sufrida por el país debido a la desaparición de la Unión Soviética y el campo socialista europeo, unido al recrudecimiento del bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos, la industria biotecnológica cubana creció de forma muy rápida con la incorporación de nuevas instituciones, el logro de significativos resultados y la multiplicación en sus exportaciones.

Como ha resaltado el doctor Agustín Lage Dávila, ese proceso de despegue no contó con inversión extranjera, ni créditos externos. Fue una actividad asumida plenamente por el Estado y logró su recuperación y reproducción ampliada en un plazo sorprendentemente breve. Una experiencia similar no ha ocurrido en ningún país de América Latina.

Vale apuntar que la biotecnología moderna transforma materias primas en productos finales, utilizando para ello el metabolismo de las células. Su acelerado progreso obedece a la combinación de las tecnologías de cultivo a gran escala, con la capacidad de modificar los genes de las células. Más del 80 % de la que se hace actualmente a nivel mundial está destinada a las aplicaciones farmacéuticas.

Hoy las entidades de tan pujante sector, agrupadas en el Grupo Empresarial para las In­dus­trias Biotecnológica y Farmacéutica (Bio­Cu­baFarma), poseen más de 10 000 trabajadores, entre ellos más de 4 000 científicos e ingenieros, y en su conjunto aportan un alto número de productos al cuadro básico de medicamentos, y tributan a la economía nacional importantes in­gresos en divisas.

RAZONES PARA SOÑAR

Devenido en la institución insignia de la biotecnología cubana, el CIGB dispone en la actualidad de aproximadamente 1 400 trabajadores. De ellos 83 son doctores en Ciencias y 251 más­teres.

Tiene un papel integrador en el quehacer de esta disciplina y cuenta con más de 50 proyectos de investigación-desarrollo, que abar­­can vacunas humanas y veterinarias, me­dios diagnósticos, la obtención por vía re­combinante de proteínas para usos terapéuticos, anticuerpos monoclonales, péptidos sintéticos, además de aquellos vinculados con la biotecnología de las plantas y la acuicultura, indicó Maylín Palmero Molina, ejecutiva de Negocios y Promotora del centro.

Su colectivo dispone de una sólida formación científico técnica y productiva, que garantiza la confiabilidad de los resultados alcanzados. El cumplimiento de los indicadores internacionales de Buenas Prácticas sustenta la obtención de productos de elevada calidad, seguridad y competitividad.

Entre los aportes más destacados en las casi tres décadas de labor del CIGB, aparece la vacuna Heberviovac HB para la inmunización activa contra la infección por el virus de la hepatitis B y la prevención de sus consecuencias potenciales, como son las hepatitis agudas y crónicas, la cirrosis hepática y el hepatocarcinoma primario.

Desde los primeros años de la década del 90 del pasado siglo comenzó a aplicarse de manera masiva, y la dolencia ha dejado de ser un problema de salud en general en el país.

Lograda también por esa época, la estreptoquinasa recombinante cubana (Heber­kinasa) restablece el flujo sanguíneo en pacientes que sufren infarto del miocardio y previene la ne­crosis isquémica del corazón.

Más reciente en el tiempo, la vacuna pentavalente (Heberpenta) ejerce acción preventiva contra la difteria, tétano, tosferina, hepatitis B y la Haemophilus influenzae tipo B. Forma parte del programa de vacunación infantil del Ministerio de Salud Pública desde el 2009 y ha beneficiado a más de 600 000 niños.

Para el doctor Luis Herrera Martínez, fundador y actual director del centro, en estos mo­mentos el producto líder es el Heberprot-P liofilizado, que favorece la cicatrización de úl­ce­ras complejas del pie diabético y tiene otorgadas más de 30 patentes y 23 registros sanitarios en diferentes países.
Único de su tipo a nivel internacional, ha sido aplicado a más de 180 000 pacientes y, de acuerdo a lo reseñado en prestigiosas publicaciones científicas, disminuye el riesgo de am­putación en un 71 %.

Este medicamento inyectable se encuentra a disposición de los enfermos que lo requieran en los servicios especializados de angiología de todas las provincias, mientras crece el número de naciones interesadas en emplearlo.

Dentro de las novedades figura la nueva vacuna HeberNasvac destinada a tratar la he­patitis B crónica por vía nasal, la cual se en­cuentra en ensayos clínicos en Cuba y en siete paí­ses asiáticos, con la colaboración de la em­presa francesa ABIVAX.

Tales estudios cuentan con la aprobación de las respectivas autoridades regulatorias de cada uno de ellos. Igualmente, el candidato vacunal tiene patentes otorgadas en los mercados más exigentes, además de acumular más de 20 publicaciones científicas de la Uni­ver­sidad de Ehime, en Japón, y del Instituto Pas­teur, de Francia, por citar algunos ejemplos.

Sobresale también el Heberferon, una combinación del interferón-alfa 2b y gamma re­combinante para el tratamiento de tumores de la piel no melanoma y cerebrales, actualmente en investigación.

Más allá de los aportes brindados a la salud de la población cubana, el CIGB muestra en su cartera de logros la vacuna Gavac, la cual permite reducir las poblaciones de garrapatas en el ganado, disminuyendo así la incidencia de las enfermedades transmitidas por ellas. Al reducir el empleo de agentes químicos tiene un efecto favorable sobre el medio ambiente. Se comercializa en Venezuela, México, Brasil y Co­lombia.

La relación de impactos de la institución en el sector agropecuario contempla, además, el producto ecológico Hebernem, un efectivo controlador de nemátodos en diferentes especies de plantas, que si bien se aplica fundamentalmente en cultivos protegidos, puede usarse en campos de plátano, guayaba y otras plantaciones.

Veintinueve años después de creado, el CIGB navega a toda velocidad, con la mira puesta en ampliar su abanico de soluciones a los problemas del país, y contribuir al bienestar de los cubanos.

Moscú, 7 jul (PL) Cuba presentó hoy proyectos de cooperación de salud, incluida la producción y adiestramiento de especialistas, dirigidos a aplicar el fármaco Heberprot-P para curar el pie diabético a un potencial de 200 mil pacientes rusos.

Al explicar el producto farmacéutico ante senadores del Consejo de la Federación de Rusia, el director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), Luis Herrera Martínez, afirmó aquí que el empleo del Heberprot evitaría unas 35 mil amputaciones en esta nación.

La puesta en práctica del producto farmacéutico cubano de ninguna forma requiere de grandes gastos ni nuevos equipos, pues se basa en el mismo sistema de tratamiento existente en el país euroasiático, aclaró.

El nivel de ahorro en ese sentido podría ser de millones de dólares para el sistema de salud de Rusia, subrayó el doctor Herrera Martínez, quien se refirió a proyectos pilotos en esta nación para probar el efecto del Heberprot.

Además, el director del CIGB destacó que el referido medicamento ya fue patentado en Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia, mientras recibió premios en Ginebra por su originalidad y fue registrado en 23 países, incluida Argentina, Belarús, Turquía y Nueva Zelanda.

El fármaco, que actúa sobre tejidos donde existe déficit de crecimiento epidérmico en el diabético, en vez de aplicarlo superficialmente, se inyecta, explicó en una reunión con expertos de salud, senadores y dirigentes de entidades regionales rusas.

Hasta el momento, más de 180 mil pacientes fueron tratados con el mencionado medicamento, de ellos 35 en forma de prueba en Rusia, aseguró el especialista de la isla.

De su lado, Vadim Tulpanov, presidente del grupo de amistad Cuba-Rusia en el Senado, afirmó que ese órgano presentará una petición a la viceprimera ministra a cargo de asuntos de salud y seguridad social, Olga Galodets, para la aplicación del referido programa.

La solicitud también se hará extensiva a la titular rusa de Salud, Veronika Skvartsova, para que luego la decisión pase a las regiones del país, señaló Tulpanov, quien encabeza el comité de Reglamentos del Consejo de la Federación.

El senador ruso señaló que la Organización Mundial de Salud reconoció al sistema de sanidad cubano entre los tres mejores del orbe en 2014.

Por la parte cubana a la sesión especial asistieron, además, la diputada Mariela Castro Espín, especialistas de salud y funcionarios de la embajada de la nación caribeña en Rusia.

Tuvo lugar en el Consejo de la Federación un encuentro de trabajo del Grupo para la colaboración entre Consejo de la Federación y la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba. Este evento estuvo presidido por Vadim Tiulpanov, Presidente del Grupo y Presidente del Comité del Consejo de la Federación para el Reglamento y Organización de las Acciones Parlamentarias. Se analizó la posibilidad de que especialistas cubanos elaboraran medicamentos para la cura de la diabetes y enfermedades oncológicas que carecen de homólogos en Rusia.

Vadim Tiulpanov señaló que este encuentro se realizó en cumplimiento de las indicaciones dadas por Valentina Matvienko, Presidente del Consejo de la Federación, al concluir el encuentro con Ricardo Cabrisas, Vicepresidente del Consejo de Ministros de la República de Cuba y Presidente de la parte cubana de la Comisión Intergubernamental Cuba-Rusia para la colaboración económica (CIG).

Tiulpanov considera que Cuba ocupa uno de los tres primeros lugares en el mundo en todo lo que respecta a la organización en la esfera de la salud, por lo que a los legisladores cubanos y rusos les imprescindible viabilizar la colaboración bilateral en esta dirección.

Fueron invitados al encuentro especialistas rusos en la esfera de la medicina, expertos de organismos estatales y de la comunidad científica. Los delegados cubanos expresaron su disposición de entregar a la parte rusa las tecnologías para la elaboración de los medicamentos, necesarios para la cura de los pacientes con diabetes y enfermedades oncológicas. Se debatieron las temáticas concernientes a la licencia y registro de estos medicamentos en Rusia. Según Mariela Castro Espín, Diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, el uso de los medicamentos cubanos ayudará a la parte rusa a disminuir los gastos directos e indirectos empleados en la lucha contra estas enfermedades.

Como señaló Natacha Díaz Aguilera, Consejera de la Embajada de la República de Cuba en la Federación de Rusia, entre nuestros países existe un potencial significativo para la colaboración en la esfera de la salud.

Página 1 de 2

Redes Sociales

Facebook Twitter Yotube 

Otras Areas

Nuestra Galería

Visitas

2876676
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo los días
2354
1801
16730
2842368
69280
57555
2876676