Heberferon: otra sorpresa de biotecnología cubana está en Pinar del Río

El intenso sol en Cuba es una de las causas desencadenantes del cáncer de piel, por su alta radiación ultravioleta, que en el mundo se multiplicó y en el país se reportan unos 5 000 nuevos casos anualmente, con tendencia al aumento.

La grata noticia es que en Cuba existe el Heberferon, preparado recombinante, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), de La Habana, que reduce las masas tumorales y es útil sobre todo en localizaciones complejas como alrededor de los ojos, donde la cirugía se hace más difícil, o en lesiones extendidas.

Y más grato aún es que un equipo multifactorial comenzó a aplicarlo en el Centro para la atención al paciente oncológico III Congreso de Pinar del Río. Por la importancia del tema acudimos a la doctora Lucien G. Borys Porras, especialista de primer grado en oncología clínica y jefa del Servicio, que explica: “El Heberferon es un medicamento que se utiliza para los tumores de piel, de los que existen tres tipos: basal, epidermoide y el melanoma maligno, no incluido en este tratamiento.

“Para su uso tenemos en cuenta el tipo, la localización y la variante histológica dentro de los carcinomas basales. Su aplicación es por vía subcutánea inyectado en la lesión y el protocolo establece la administración del medicamento tres veces por semana - durante tres seguidas- y un estado de reposo de otras 16, para evaluar su impacto. Al término se conocen la respuesta clínica y la histopatológica. Aunque debo aclarar que no constituye una vacuna, por lo tanto no tiene propiedades inmunizantes.

“Es un tratamiento muy costoso, cada bulbo tiene un valor de $ 345.92 y el tratamiento por paciente totaliza $3 113,28 moneda nacional, que aunque para el enfermo es gratis para el Estado, a nivel de país, le representa un alto costo.

“Al compararse los estudios con productos de otros países hay evidencia de que el Herbeferon tiene resultados superiores a otros preparados como el norteamericano Vismodesming, (aprobado por la FDA) y muy caro.”

El deseo de hacer

La doctora Carmen Giniebra, jefa del centro para la atención oncológica, subordinado al Hospital Abel Santamaría, explica cómo fueron los primeros en introducirlo en la provincia y ese deseo de sus promotores por hacer el bien.

“Comenzamos con pocos pacientes, porque está recién iniciado el protocolo; eso fue hace cerca de dos meses: primero con 20 bulbos, luego fueron 40. Y es que desde el pasado año pusimos nuestro interés en el medicamento, que realmente es muy caro, pero tiene extraordinarios beneficios para los pacientes. De momento un equipo de especialistas maxilofaciales emprende la humanitaria labor, aunque esta será una tremenda tarea para los dermatólogos y que seguro llegará hasta la atención primaria de salud y, a fin de cuenta, ellos serán sus rectores”.

Los maxilofaciales están entusiasmados y ejemplo de ello son los doctores Aurora Velázquez Martínez y Alexis Pérez; la licenciada Yurka Prieto, promotora de los ensayos clínicos en Pinar del Río; el doctor Dariel Santana, quien se adiestra en el tema y las doctoras Lucien y Carmita.

Aurora, con mucha locuacidad señala “en relación con el Heberferon nuestra provincia se ha trazado una serie de actividades para implementarlo, porque ya forma parte del cuadro básico de medicamentos del país y se aspira a su aplicación en la atención primaria de salud.

“Nosotros fuimos convocados a participar en un taller dirigido por el Instituto de Ingeniería Genética y Biotecnología, creador del producto para el tratamiento del cáncer de piel, una enfermedad que afecta a toda nuestra población, por la alta predisposición de una provincia eminentemente agrícola y pesquera, muy expuesta a la radiación solar.

“! Ese es nuestro interés en divulgar el Herbeferon como terapéutica ante esta enfermedad! Queremos aclarar que aún no es para todos los pacientes que sufren la enfermedad, sino para para aquellos que después de ser diagnosticados, la evaluación es que estén aptos para recibirlo. “La morbilidad de estos tipos de cáncer es alta, estadísticamente no tengo los datos a mano.

En el último año la incidencia de diagnósticos y tratamientos quirúrgicos fue elevada, incluso, nosotros en el 2016, en seis meses, tuvimos a 435 pacientes operados de cáncer de piel solo por la especialidad maxilofacial.

“Sinceramente, al inicio, como con todo lo nuevo, había muchas opiniones sobre su efectividad, y ya hoy tanto los pacientes como el personal de la salud que lo aplicamos, hemos visto reducción significativa en el progreso de la enfermedad.

“Y constatamos, tanto por la biopsia o valorados en consulta, la mejoría de los pacientes. En este empeño hay un grupo de personas que se caracterizan por su humanismo, y con muchos deseos de curar a los enfermos.”

Redes Sociales

Facebook Twitter Yotube 

Otras Areas

Nuestra Galería

Visitas

2876693
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo los días
2371
1801
16747
2842368
69297
57555
2876693