Aumenta aplicación de la vacuna Gavac en la masa ganadera

CAMAGÜEY.- La vacuna recombinante antigarrapaticida Gavac, producida en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), de esta ciudad, prosigue su aplicación en la masa ganadera cubana, en el empeño de contrarrestar los efectos dañinos que causa ese arácnido.

Si bien en el 2015 un total de 322 054 ejemplares vacunos estaban bajo este programa, un año después aumentó a 486 780, según datos proporcionados por el Departamento de Promoción de esta institución científica productiva.

En cuanto a dosis administradas, el aumento fue significativo, no estuvo muy distante de duplicar las 717 620 con que cerraron el 2015.

Los resultados, lejos de ser los óptimos, se ven acompañados de una labor promocional y de un plan de capacitación a diferentes instancias, con la participación de campesinos y cooperativistas de unidades productivas y el apoyo de la Agricultura y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.

Es halagüeño saber que en el primer trimestre del actual año se han comercializado 644 775, cifra superior a la diferencia de las administradas entre el 2015 y el 2016.

En diciembre del 2015 se producía un bache en la comercialización nacional que ha ido quedando atrás, fruto de medidas organizativas y de un mayor grado de responsabilidad de las entidades encargadas de proteger la salud animal.

La vacuna Gavac forma parte también de los fondos exportables del CIGB camagüeyano hacia cinco países de la región.

En el informe de Cuba sobre daños y perjuicios del bloqueo económico, comercial y financiero del 2016, se menciona que en el Estado de Tamaulipas, México, fronterizo con el territorio de los Estados Unidos donde estos ácaros son endémicos, se realizó un estudio y se demostró que la eficacia de esta vacuna fue del 99 por ciento.

Asimismo, en el año 2012  GAVAC fue evaluada por la USDA ARS Center for Tick Research Laboratory, y el resultado de eficacia para el control de garrapatas fue del 99,9 por ciento.

Las garrapatas a partir de unas 20-30 por ejemplar vacuno inciden negativamente en la masa, con mermas en el aumento del peso de los ejemplares, en los rendimientos lecheros, en la fertilidad y la posibilidad de contraer otras enfermedades en detrimento de la economía.

Redes Sociales

Facebook Twitter Yotube 

Otras Areas

Nuestra Galería

Visitas

2876646
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes pasado
Todo los días
2324
1801
16700
2842368
69250
57555
2876646