Mongolia muestra interés por producto cubano para tratar diabetes

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

LA HABANA (Sputnik) — El secretario de Estado del Ministerio de Salud Pública de Mongolia, Ochirbat Dagvadorj, demostró su interés sobre la posibilidad de patentar el medicamento cubano HeberProt-P, para tratar la diabetes, tras reunirse con autoridades cubanas en Ulán Bator.

Según la web del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, Dagvadorj reiteró ese propósito durante una reunión con el Embajador de Cuba en Mongolia, Raúl Delgado, y Yahima Vega, especialista de la firma Heber Biotec SA, empresa comercializadora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana (CIGB).

Vega visita Mongolia para impulsar el registro en ese país del producto líder de la industria médico-farmacéutica de la mayor de las Antillas, informó la Cancillería.

La agenda de la experta en la nación asiática incluye encuentros con directivos y especialistas de hospitales públicos y privados, el Centro de Desarrollo de Salud, empresas distribuidoras y comercializadoras de fármacos, el Instituto Nacional de Endocrinología y el de Investigaciones de las Plantas, se indicó.

Una delegación del CIGB encabezada por su director, el doctor Eulogio Pimentel, viajó a Mongolia en marzo último y así se inició un intercambio de información calificada por Cuba de “fructífera” sobre los fármacos producidos en esa institución y su posible empleo en el tratamiento de las principales enfermedades que afectan a la población de este país asiático.

A poco más de una década de haberse empleado por primera vez en la isla el medicamento Heberprot-P (comenzó como una prueba piloto en la central provincia de Sancti Spíritus, en junio de 2007), ya suman más de 65.000 los pacientes cubanos de todas las provincias beneficiados con su uso.

Creado por un equipo de investigadores del CIGB, este fármaco consiste en un producto único en el mundo indicado para tratar úlceras del pie diabético en estados avanzados, que acelera la cicatrización de las lesiones y permite reducir de manera significativa el riesgo de amputación de los miembros inferiores en casi el 80% de los casos atendidos.

Registrado en más de 20 naciones, el medicamento dispone de patente premiada con la Medalla de Oro de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), y a nivel internacional rondan la cifra de 250.000 las personas favorecidas por esta solución terapéutica contra una dolencia frente a la cual hasta su aparición no existían opciones efectivas de tratamiento.