Millonario

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

Cuando Amaury Pérez le preguntó a Jorge Berlanga Acosta si era millonario, hubo un momento de silencio. El investigador cubano, en acto de modestia, bajó la cabeza. Segundos después, el padre del Heberprot-P aseguró, con orgullo, que ese medicamento para la terapia de la úlcera del pie diabético le pertenecía a Cuba y habló de la amistad y del valor de sus millones de amigos.

Al ofrecer una interesante entrevista el martes 26 de febrero en el programa Con dos que se quieran 3, este hombre conmovió al país. Dio una clase magistral, no solo de ciencia, sino también de entrega, decoro, principios.

Y, dijo que no. No tiene una gran cuenta en el banco, como hubiera podido tenerla de haber vivido en otro lugar, tras cobrar por los resultados de su investigación. La medicina por la que trabajó le pertenece al pueblo y tanta virtud no puede contabilizarse con una hilera de ceros en un cheque gordo.

Entonces pienso en una persona, querida, que padece diabetes y me horroriza. Me horroriza imaginar que una mordida dulce lo devore y lo recluya a un sillón de ruedas.

Agradezco. Agradezco la gentileza de un hombre que puso su conocimiento a favor del bienestar del otro.

Entonces pienso en quienes residen en otras geografías, con otras realidades y ven cómo se les consume la vida, cómo poco a poco pierden partes de sí por no tener con qué pagar un tratamiento efectivo. Agradezco. Agradezco la gentileza de un hombre que no pensó en los millones, sino en el dolor de quien sufre, en los enfermos.

Entonces, Jorge Berlanga Acosta se me convierte en un héroe de tamañas dimensiones. Un héroe de los que llevan puesta la armadura del ejemplo. Un templo de sencillez. Lo admiro. Lo admiro porque no vendió su talento al mejor postor, lo puso en función de calmar la angustia ajena.

Con tremenda sinceridad Amaury, tras escuchar su respuesta, dijo que sí, que sí era millonario. Y lo es. Jorge Berlanga Acosta no está ni estará en la lista de Forbes junto a los más ricos del mundo. Jorge Berlanga Acosta ocupa otro sitio, diferente, mejor. Jorge Berlanga Acosta es de esos hombres que habitan y respiran en el pecho de una nación.