Heberprot-P: único fármaco en el mundo para tratar pie diabético

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

Registro en casi 30 países de todas latitudes y un grupo de 290 mil pacientes tratados desde su salida al mercado hace ya una década son algunos de los logros del Heberprot-P, único medicamento en el mundo para tratar las úlceras del pie diabético.

De hecho la enfermedad, considerada una pandemia global, presenta una elevada incidencia en la Isla, con cifras que se acercan al millón de personas que la padecen.

Pero las investigaciones asociadas a este fármaco y los estudios de farmacovigilancia no cesan. Sus desarrolladores, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) buscan ahora que el inyectable, cuyo principio activo es el factor de crecimiento epidérmico, sea menos invasivo para el paciente.

Administrado directamente en los tejidos ulcerados, se infiltra en las lesiones con una aguja, a una profundidad de 0,1 centímetros.

Tal proceder resulta en ocasiones doloroso al paciente, sobre todo en los bordees y fondos de las lesiones en el momento de la aplicación, explicó a esta reportera el científico cubano Jorge Berlanga, líder el estudio.

El grupo de formulaciones del CIGB trabaja en la búsqueda de una nueva forma farmacéutica, de las llamadas formulaciones inteligentes que se caracterizan por tener un patrón de liberación sostenida en el tiempo.

El objetivo es reducir el número de tratamientos, con esa hipótesis se trabaja.

De esta manera si se logran algunas de las alternativas sería un paso de avance, pero además un gran reto, explica Berlanga.

Tendríamos que ver cómo responde la célula ante la presencia de la liberación sostenida, como cambia el receptor, esto es un desafío por delante, dijo.

Pero tener a disposición de los pacientes un fármaco único en el mundo para tratar este problema médico no es la solución. Los científicos sostienen que es necesario el trabajo de prevención, en especial en una nación cuyos pronósticos indican que para mediados de siglo los adultos de más de 60 años sea la tercera parte de la población.

Además de constituir un problema social, desde el punto de vista económico es necesario poner freno al avance de la enfermedad desde la atención primaria, pues a juicio de especialistas, muchas lesiones logran tratarse y cerrarse en estadios iniciales, donde hay baja complejidad.

De esta manera se disminuyen los costos directos e indirectos dentro de los sistemas de Salud. Esto ayuda a la economía familiar y también a la del país, explican.

A la par, desde hace varios años la comunidad angióloga cubana centra su labor en aplicar mejores estrategias epidemiológicas para lograr al menos enfrentar las posibles enfermedades que se nos avecinan, explicó a esta reportera Alejandro Hernández, director del Instituto de Angiología y Cirugía Vascular, a propósito de AngioCaribe 2016.

Desarrollar los programas preventivos en los niveles de atención primaria, para no llegar a situaciones difíciles en los pacientes, es una de las premisas, dijo.

En ese momento, la entidad presentó el estudio Magnitud y trascendencia de las enfermedades vasculares periféricas en Cuba, para poner al descubierto la prevalencia de esas patologías en la isla.

De sus resultados se derivó que las enfermedades vasculares periféricas aparecen en Cuba entre las 10 primeras causas de muerte (séptimo lugar), con una tasa de mortalidad bruta de 25,5 por 100 mil habitantes, de ahí la necesidad de lograr trazar estrategias coherentes de intervención, pues como rezan las estadísticas, en el mundo, en el caso de las enfermedades arteriales periféricas, dos tercios de las personas que las padecen son asintomáticos e infradiagnosticados.

Ante tales circunstancias, las instituciones científicas mencionadas organizan el Congreso internacional Controlando la diabetes y sus complicaciones más severas, una cita que reúne a investigadores de todas latitudes y una gran representación de Estados Unidos.

De hecho la nación norteamericana se interesa por tener a su disposición este fármaco. A inicios de año, la compañía cubana Heber Biotec, del CIGB y la estadounidense Mercurio Biotec acordaron unir esfuerzos para llevar la terapia del Heberprot-P a pacientes con úlcera del pie diabético en la nación norteña, una vez aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de ese país (la FDA, por sus siglas en inglés).

Los científicos de Estados Unidos y colegas de otras partes del mundo podrán conocer de cerca en el congreso los más recientes avances para tratar esta enfermedad en cinco simposios, entre ellos Endocrinología de la diabetes, el Estado del arte mundial en el tratamiento de cicatrización de heridas, así como la Implementación de programas de salud para el cuidado integral de personas con diabetes.

A estos se suman problemas cardiovasculares asociados a la diabetes e implementación de programas de Salud para el cuidado integral de personas con diabetes.