Gran impacto socioeconómico del CIGB de Camagüey en sus 30 años

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

Camagüey, 19 jul (ACN) El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Camagüey se afianza como líder en la obtención de fármacos al impactar en la salud humana y animal, en las producciones agropecuarias, acuícolas, y en el medio ambiente.

Así lo valoró en una misiva de felicitación por los 30 años de la entidad Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, reconocimiento que signó la celebración por el aniversario.

Marta Ayala Ávila, vicepresidenta del CIGB de La Habana, tras leer el mensaje en el salón de protocolo Nicolás Guillén de la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte, entregó un reconocimiento especial al colectivo camagüeyano, y los felicitó por sus resultados en estas tres décadas.

En el homenaje se confirió la distinción Juan Tomás Roy a cinco trabajadores que con su ejemplar conducta, dedicación, ética y responsabilidad, aportan a los grandes avances de la ciencia en el país y al prestigio alcanzado a nivel nacional.

De igual manera, por acuerdo del secretariado nacional del Sindicato de los Trabajadores de la Salud, otorgaron la referida distinción a un grupo de fundadores, y luego, Nemecio González Fernández, director del CIGB en Camagüey, les entregó el trofeo que los acredita como tal.

Estremecedoras palabras de agradecimiento a Fidel, a la Revolución, y a sus compañeros expresó el Doctor en Ciencias Rolando Morán Valdivia, fundador, quien aseguró además, que estos 30 años de labor lo marcan para toda la vida, lo cual constituye un privilegio y compromiso.

Por su parte, Manuel Chao Piedras, quien fuera secretario del Partido Comunista de Cuba en el municipio Camagüey en el año 1989, invitado a la celebración, aseveró que el centro debe ser orgullo para su colectivo y para todos los que tuvieron que ver con su surgimiento.

Catalogó como magistral la idea de Fidel de crear una institución de este tipo fuera de la capital del país a fin de impulsar la biotecnología, y elogió su enorme confianza en los hombres y mujeres para transformarlos en personas excepcionales.

Inaugurado el 25 de julio de 1989, el CIGB de Camagüey labora por expandir la comercialización de sus productos líderes: el bionematicida HeberNem, la vacuna GAVAC contra la garrapata en el ganado bovino, y la vacuna PORVAC para combatir la peste porcina clásica.

Asimismo, sigue el proyecto de una vacuna contra el cáncer de próstata para su registro en el Control Estatal de Medicamentos y Equipos Médicos.

Con amplio protagonismo juvenil en el movimiento científico técnico, el CIGB de Camagüey integra a investigadores con sólida preparación profesional, lo que unido al estricto cumplimiento de los indicadores internacionales de buenas prácticas, sustenta la confiabilidad, seguridad y competencia de los resultados durante sus 30 años.