Disponible en toda Cuba fármaco para el tratamiento del cáncer de piel

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

El Heberferon, fármaco cubano único de su tipo en el mundo para el tratamiento del carcinoma basocelular de la piel, ya se encuentra disponible en todo el territorio nacional, a seis meses de que se iniciara el programa para su extensión.

En ese período, más de 400 pacientes en el país se han beneficiado del medicamento producido por el Centro de Ingeniaría Genética y Biotecnología (CIGB), que combina la acción de dos interferones para inhibir el crecimiento tumoral y eliminar o reducir las lesiones, incluso aquellas complejas, múltiples y en estadios avanzados.

Esos resultados fueron expuestos en el I Taller Nacional de Coordinadores del Programa de Extensión Nacional del Uso del Heberferon, que se celebró durante dos días en la provincia de Camagüey, conjuntamente con el IX Taller Metodológico de Cáncer de Piel.

Según explicó el doctor en Ciencias Iraldo Bello, investigador del CIGB y líder del proyecto Heberferon, aunque se analizó un lapso de tiempo todavía corto, se evidenció un favorable impacto en la calidad de vida de pacientes de la más frecuente de las tumoraciones malignas de la piel con el uso del fármaco.

Uno de los resultados más alentadores es la posibilidad de reducir la necesidad de mutilar secciones de piel en lugares tan complicados como la cabeza, cuando se localiza el carcinoma cercano a orificios vitales como los ojos, la nariz, la boca y las orejas, o cuando tiene una extensión amplia, comentó el científico.

Datos expuestos por coordinadores en todas las provincias para la extensión del fármaco, muestran que alrededor del seis por ciento de la población evaluada, con su empleo, pudo evitar la mutilación, aun cuando contaba con indicación o pronóstico de ese proceder por las características del tumor.

Un hallazgo que permitirá la ampliación de las líneas de investigación es el efecto sistémico que provoca, o sea, impacta no solo alrededor de la lesión, sino también a nivel orgánico, con beneficios para aquellos pacientes con carcinomatosis múltiples y lesiones extendidas.