De vuelta a la vida

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

La fe inquebrantable en la ciencia y el valor humano, además de unos deseos inmensos de vivir, han hecho que Yolaine Leyva Paz y Ulicer Pompa, sonrían hoy con la tranquilidad de que la tempestad ya pasó.

Los encontré una tarde de julio en la sala de ICTUS del hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, en la suroriental provincia cubana de Granma, en una visita de agradecimiento a quienes hicieron posible el presente para ellos.

Ambos, de 45 años de edad, en espacios de tiempo diferentes, fueron víctimas de eventos hemorrágicos cerebrales que los pusieron al borde de la muerte, pero pudo más la sapiencia, la entrega y la profesionalidad del personal de ese servicio.

Ellos, al igual que otros siete pacientes han tenido la posibilidad de acceder, en el Instituto de Neurología, en La Habana, al tratamiento

Neuro intervencionista, como resultado de una coordinación personal del Doctor Ezequiel López Espinosa, jefe del servicio de ICTUS en la institución bayamesa.

REGALO

Yolaine trata de guardar en el baúl de los recuerdos los ocho derrames cerebrales que padeció a causa de un hemangioma cavernoso, porque como afirma, “gracias al equipo maravilloso del Doctor Goicochea y a él, porque me regalaron el 8 de Marzo la operación que me trajo a la vida, al desaparecer la causa de mi dolencia. Me estoy recuperando muy bien, y rehabilitándome”.

Ulicer es un hombre fuerte y vital, no parece de ningún modo que hace solo dos meses, al momento de nuestra conversación, había sido intervenido.

“No tengo palabras para describir mi agradecimiento, ante todo al personal de esta sala y al Doctor Ezequiel, y por supuesto a quienes asumieron en La Habana mi caso. Me siento totalmente bien, incluso estoy ya incorporado al trabajo, cuentapropismo.

“Considero esencial en los trabajadores de salud la preparación y el humanismo, y eso sobresale entre este personal. Para mí ha sido algo grande poder acceder a ese tratamiento intervencionista cardiovascular, por demás sumamente costoso, el más barato en los países desarrollados está alrededor de los 16 mil dólares, sin embargo los cubanos tenemos acceso gratuito a ese tratamiento de primer mundo”.

LOGRO

“Realmente nos resulta muy grato haber logrado para varios de nuestros pacientes el tratamiento neuro intervencionista, que no podemos hacerlo aquí, y es preciso remitirlos a otra institución del país, sobre todo a La Habana. Luego de una visita al Instituto de Neurología, coordinamos directamente allí y estamos teniendo una muy positiva respuesta, no obstante la alta demanda de ellos, yo diría que estamos siendo privilegiados con relación a esto”, explica el Doctor Ezequiel López Espinosa.

“Hemos enviado pacientes nuestros con algunas patologías neurológicas, sobre todo con aneurisma cerebral, que al romperse provocan hemorragia cerebral e incluso pueden llevar a la muerte. Una vez diagnosticado, la única solución es quirúrgica, porque corre riesgo de sangrar nuevamente”.
El especialista en Medicina Interna y en Terapia Intensiva aclara que este tratamiento de primer mundo, tecnología novedosa y muy costosa, no precisa de la operación tradicional, porque, sencillamente, con un catéter a través de las arterias del muslo se llega al cerebro, se sella el aneurisma y es como si fuera un mínimo abordaje de esa situación sin necesidad de abrir el cráneo.

“Previamente –continúa- se hace una angiografía por sustracción digital, técnica diagnóstica muy avanzada también, que permite hacer un estudio minucioso del árbol vascular cerebral y después se procede a hacer la intervención con muy buenos resultados.

“Los pacientes están muy gradecidos y satisfechos, aunque tal vez no tengan percepción de las diferencias entre el tratamiento tradicional y el que están recibiendo, con varias ventajas, pues los riesgos son mínimos, y la recuperación es mucho más rápida y mejor.

“Realmente hemos visto el nivel de satisfacción y pensamos continuar con esas coordinaciones, para que puedan ser muchos más los beneficiados con esa posibilidad”.

AVANCES

A los 7 años de fundada, la sala de ICTUS (12 camas de ingreso), del hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, ha ganado en organización y calidad.

La Unidad fue escogida y está incluida ya en un ensayo clínico nacional, de un medicamento para el infarto cerebral por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CEIGB), que si logra aprobarse sería el único medicamento de este tipo en el mundo.

Además, en los meses transcurridos de 2017 no hay alta letalidad por enfermedades cerebrovasculares.

ICTUS es un término latín que significa golpe, algo súbito, brusco, y describe una serie de procesos donde se incluye la hemorragia cerebral, la trombosis cerebral, la isquemia cerebral, y la hemorragia suparanoidea.

La unidad de ICTUS es un tipo de servicio que se les presta a los pacientes con enfermedades cerebrovasculares (tercera causa de muerte en el mundo, segunda de demencia y primera de incapacidad permanente) en su fase aguda.

Su principal objetivo es estabilizar al paciente en fase aguda y hacerle una vigilancia continua, luego trasladarlo a Medicina Interna donde se continuará estudiando y entre sus importancias pueden señalarse: disminuye el costo, la estadía y las complicaciones, y permite una incorporación con mayor calidad de vida.