Asume Camagüey transferencia tecnológica de vacuna PorVac

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

CAMAGÜEY.- El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Camagüey asume la transferencia tecnológica para la producción de vacuna PorVac, creada contra la peste porcina, fármaco que forma parte de un programa de control y erradicación de esta enfermedad viral contagiosa.

El director de Investigaciones Agropecuarias del Centro de Ingeniería Genética y de Biotecnología de la capital, Pablo Estrada García, dijo a Adelante Digital que se está en fase final para obtener la licencia sanitaria.

Explicó que en la puesta en marcha, los especialistas e ingenieros camagüeyanos han introducido mejoras y optimizaciones durante dos años, mientras calificó al proceso de robusto en un área de producción con altos estándares que permitirán en un futuro exportar la vacuna.

Reiteró que el desarrollo final del proceso productivo fue establecido, optimizado y evaluado por los camagüeyanos, en tanto los ensayos clínicos fase I, II y III obedeció a una estrategia, liderada por el Grupo de Ensayos Clínicos veterinarios del CIGB de La Habana.

La labor estuvo coordinada con la institución científica agramontina y otras del país, entre ellas el Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria, los Institutos de Ciencia Animal y Porcina y el Departamento de Sanidad Animal del Ministerio de la Agricultura.

A otra de las preguntas formuladas al especialista comentó que la capacidad actual de producción del centro, enclavado en Camagüey, es de un millón de dosis anuales que no satisface la demanda nacional, pero que son realizadas acciones para la inversión necesaria y en el 2018 crear las condiciones para aumentar la cifra en diez veces.

La aplicación de la vacuna, por primera vez, se realizará en la Isla de la Juventud para donde se han enviado los primeros millares de dosis y, desde luego, no faltará la presencia de especialistas del CIGB de Camagüey y La Habana y otras instituciones, dirigidas por el Departamento de Sanidad Animal del Ministerio de la Agricultura.

De por qué fue escogida la Isla de la Juventud sostuvo que es un terreno propicio para establecer el programa, con las mejores condiciones para el ensayo y la aplicación generalizada de la vacuna, que luego se aplique en el resto del país, previa creación y de involucrar a todos los factores de la sociedad en este programa.

Consideró ello de gran reto a partir de que un quinto, aproximadamente de la masa porcina de Cuba está constituido por cerdos traspatio, lo que implica llegar a todos los animales y la oportuna comprensión de los tenedores de la masa.