Ampliarán en Camagüey uso del Heberferon para tratar carcinoma basocelular

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

Camagüey, 28 sep.- Alrededor de 120 pacientes se han beneficiado en la provincia de Camagüey con la aplicación del medicamento Heberferon, contra el carcinoma basocelular (CBC) de piel, la más frecuente de las tumoraciones malignas, desde 2017, cuando comenzó su uso en el territorio.

La doctora Mérida Jiménez, coordinadora del programa para la extensión de ese novedoso fármaco en la provincia, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que los resultados son positivos, y en algunos casos se ha podido alcanzar una respuesta completa en la curación de las lesiones.

Único de su tipo en el mundo y producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, el medicamento diseñado a partir de la combinación de dos interferones, se encuentra disponible en los hospitales Oncológico Marie Curie, Universitario Manuel Ascunce Doménech y Clínico-Quirúrgico Amalia Simoni.

En estos momentos se trabaja para extender su uso a la atención primaria de salud y así acercar la terapia a un mayor número de pacientes, pues aunque el CBC no está entre los tipos de cáncer de piel de mayor mortalidad, sí es el más frecuente en esa localización.

Antes de concluir el año debe comenzar su uso en el municipio de Nuevitas, y para 2019 se prevé incorporar a Guáimaro y a Florida, así como áreas de salud en el municipio cabecera, acotó la doctora Jiménez.

El Heberferon se indica fundamentalmente para CBC en estadios avanzados sin otra opción terapéutica, pero también se prescribe como complemento de la cirugía, y en casos donde ese proceder no sea viable por generar deformidades o mutilaciones en orificios vitales como la boca, los ojos, las orejas y la nariz.

Muchos pacientes experimentan una mejoría considerable incluso antes de terminar la terapia, a las 16 semanas de la aplicación, y en otros casos, aunque la lesión no desaparezca del todo, se logra detener su progresión, acotó la especialista.

Insistió además en la necesidad de que las personas con sospechas del padecimiento acudan tempranamente a los servicios de salud, pues todavía llegan a las consultas cuando la enfermedad ha avanzado bastante y se hace más difícil su tratamiento, ya sea con métodos convencionales como la cirugía y otras terapias oncológicas, como con el Heberferon.

Con más de mil 300 pacientes de CBC tratados en Cuba, luego de su registro en el Cuadro Básico de Medicamentos en 2016, el fármaco del CIGB tiene potencialidades para tratar otros tumores como el carcinoma renal, para el cual se desarrolla un ensayo clínico fase II en el Oncológico camagüeyano y en otras cuatro provincias.