Extienden uso del Heberprot-P en Cienfuegos

Posted on Posted in Sin categoría
Compartir/ShareShare on FacebookTweet about this on Twitter

Cienfuegos, Cuba.- Esta provincia pionera del uso del medicamento cubano Heberprot-P, desde los ensayos clínicos, trabaja para extender a los consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, que tengan condiciones, el programa dirigido a los pacientes con úlceras del pie diabético.

Con más destalles la Promotora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, de La Habana, Doctora Milda Pérez Tamayo: “Acercar la atención a la población, a las personas diabéticas, que por lo general, son adultos mayores y desarrollan las úlceras”.

“Tienen limitaciones dichos pacientes, dice, para poderse trasladar a lugares distantes, motivos por los que en la medida que se pueda acercar aún más a los enfermos la aplicación del medicamento cubano, esas complicaciones serán mejor atendidas”.

Por ejemplo, en estos momentos sobresale una extensión a los consultorios y en lo cual laboran en esta provincia del centro sur, que resultados positivos obtiene a lo largo de la aplicación de la novedosa medicina, que tantos beneficios aporta en Cuba y el mundo.
“Normalmente, Cienfuegos incluye al programa nuevos casos tratados, apunta Milda, anualmente entre 600 y 650 pacientes y ha atendido más de tres mil enfermos desde el comienzo”.

Una provincia pequeña con la atención primaria extendida a todos los rincones e incluye las consultas a los diabéticos en una veintena de policlínicos de los ocho municipios.

“Insistimos en la necesidad, agrega, de que los pacientes diabéticos mantengan condiciones de cuidado y revisión periódica de los pies, y enseguida que detecten una lesión ellos o sus familiares acudan a la consulta cercana y no se compliquen, ni aparezca la úlcera grande. Cuando se demoran y llegan de forma tardía, implica la amputación”.

En ocasión del reciente décimo aniversario de la aplicación del Heberprot-P Cienfuegos graduó en un diplomado más de veinte especialistas, entre médicos, podólogos, traumatólogos y licenciados en Enfermería, quienes fortalecen el programa.